4 consejos rápidos para prepararte para un viaje por carretera

¿Estás considerando salir a la carretera? Un viaje por carretera bien planificado es bueno para muchas cosas: rompe tu rutina, te ayuda a relajarte, te permite descubrir nuevos lugares y prepara el escenario para momentos inolvidables, por nombrar algunos.

Un viaje por carretera puede terminar siendo más estresante de te que vale la pena si te encuentras descompuesto al costado de la carretera o, te que es peor, varado en medio de la nada.

Para prepararte para una excursión exitosa, el mantenimiento y la seguridad del vehículo son de suma importancia. Veamos entonces

1) Conoce las capacidades de tu vehículo

Saber qué puede hacer y qué no puede hacer tu vehículo te ayuda a determinar cómo realizar el mantenimiento en él, así como si debes modificar tu estilo de manejo.

Busca en línea los pros y los contras de tu vehículo. Investigar los pros y los contras de tu vehículo específico puede ayudarlo a prevenir posibles problemas cuando está de viaje.

2) Examina tus neumáticos

Asegurarse de que tus neumáticos estén listos para la carretera es esencial para tu seguridad.

Observa la banda de rodadura de cada neumático y si están desgastados por fuera pero tienen buena banda de rodadura por dentro, gíralos (o haz que te haga el mecánico).

Girar entre los neumáticos izquierdo, derecho, delantero y trasero puede ayudarte a aprovechar al máximo tus neumáticos.

Sin embargo, si notas podredumbre seca, grietas, burbujas en los costados o pinchazos, debes reemplazar los neumáticos de inmediato.

Además, asegúrate de que la presión de aire en tus neumáticos permanezca donde debe estar durante todo tu viaje.

Resultado de imagen para presión de aire en tus neumáticos

Esto no solo hace que tu viaje sea más seguro, sino que también lo hace más suave y puedes aumentar la eficiencia de combustible.

3) Revisa tus pastillas de freno antes de un viaje por carretera

No puedes iniciar un viaje por carretera con total confianza sin saber que tus frenos funcionan correctamente.

Si escuchas un chirrido cuando frenas, es muy posible que necesite nuevas pastillas de freno.

Las buenas pastillas de freno crean la fricción necesaria para detener o ralentizar tu automóvil.

Cuando las pastillas de freno están desgastadas, básicamente estás moliendo metal sobre metal, que es el chirrido que escuchas.

Incluso si no oyes evidencia de pastillas de freno desgastadas, debes hacer una revisión rápida mirando a través de los agujeros de la rueda la pinza de freno y las pastillas.

Si tus pastillas de freno muestran un 20 por ciento o más de desgaste, debe llevarlas a reemplazar antes de partir para tu viaje.

4) Verifica todos los líquidos de tu auto

Seis líquidos primarios necesitan servicio en un vehículo: aceite de motor, líquido de transmisión, líquido de radiador (refrigerante / anticongelante), líquido de frenos, líquido de dirección asistida y líquido de limpiaparabrisas.

Resultado de imagen para líquidos de auto

Cuando se trata del líquido del radiador, el líquido de la dirección asistida y el líquido del limpiaparabrisas, generalmente puedes ver en los depósitos cuándo deben llenarse.

Sin embargo, los otros fluidos pueden volverse más complejos, ya que su vida útil varía según el año, la marca y el modelo del automóvil.

Si esperas obtener todos los beneficios posibles de un viaje por carretera, debes realizar todos los pasos de mantenimiento necesarios con tu vehículo.

Investigue sobre tu vehículo para conocer sus capacidades y poder hacer los ajustes necesarios.

Si definitivamente no califica tu auto para un viaje o prefieres hacerlo en un auto totalmente diferente… entonces piensa en el alquiler de automóviles.

Posiblemente también te encuentras en la fase de volar y después viajar un tramo por carretera, así que esta opción te viene genial para hacer de tu viaje algo mucho más placentero.