4 técnicas simples, económicas y fáciles o mejor dicho… actividades divertidas para hacer con los hijos

Muchas veces estar con los hijos puede resultar agobiante cuando no se sabe qué hacer… sin embargo cuando se le pone un poco de creatividad al asunto, podemos hacer diversas actividades incluidas las clases de Inglés.

Si tienes un nivel de inglés aceptable, puedes practicar con tus hijos y juntos ir perfeccionando el idioma.

Solo es cuestión de tomarlo como una actividad divertida, de juego y aprendizaje.

Aquí te dejo 4 actividades que puedes hacer todos los días, alternándolas o sencillamente establecer el día de… veamos:

  1. a) Noche de película (con preguntas y respuestas)

Ver películas en inglés es bueno para exponer palabras de vocabulario nuevo, pero no es ideal para la práctica de conversación, así que agreguen un elemento de discusión.

Vídeo:YouTube || Fuentes: Harmon Hall y Pocoyo 

Encuentra más información sobre como divertirte en Harmon Hall

 

Después de la película, pregúntale a tu hijo qué palabras nuevas escuchó en la película y qué creen que significan. Luego búsquenlas juntos en el diccionario para confirmar la respuesta.

Pídeles que te digan qué pensaban que eran los momentos más divertidos o tristes de la película, qué personaje les gustaba más y por qué, y qué les dirían a tus amigos sobre la película.

Estas son preguntas divertidas que harán que tu hijo charle sobre la película sin sentirse como una tarea aburrida.

Ojo… procuren que en la medida de lo posible la conversación sea en inglés.

  1. b) Pon un espectáculo de marionetas
  2.  

Ni siquiera tienen que ser verdaderos títeres: puedes usar muñecos de peluche o muñecas o incluso hacer figuras con papel de construcción y pegarlas en palitos de helado.

Una caja de cartón con un agujero en el costado hace un simple teatro de marionetas.

Escriban un montón de escenarios simples (como “the dinosaurs go to the store” o “the animals escape from the zoo“) y colócalos en un cubo o sombrero, luego elijan uno al azar y que comience la función con tu hijo.

El público puede ser el resto de su familia, las mascotas, los peluches o tus amigos. Lo importante es que toda la actuación de voz deba hacerse en Inglés, lo más correcto posible.

  1. c) Hacer tres preguntas sobre su día

En la mesa o antes de acostarse son los mejores momentos para esto.

Puedes decidir cuáles deberían ser las preguntas, pero no deberían ser iguales todos los días para que el niño no tenga el hábito de dar las mismas respuestas cada día.

También deben ser preguntas abiertos donde el niño no pueda simplemente dar una respuesta de sí/no o de una palabra como respuesta.

Algunos ejemplos podrían ser: What was the best part of your day today? What did you do today that you are proud of? What happened today that you might do differently next time?

Si deseas ayudar a tus hijos a mejorar el inglés, conviértelo en un hábito diario. Solo llevará 10 minutos, pero las mejoras que verás serán enormes.

  1. d) Inventen historias juntos

Hay muchas formas apropiadas de hacer esto. Con los niños más pequeños, puedes alternar oraciones, donde comienza con “…Once there was a gigant who needed new pants” y tu hijo inventa la siguiente oración “… So he decided to go to the store“).

Y así, cambian frases de ida y vuelta hasta que la historia llega a un final lógico o divertido.

Los niños mayores pueden inventar historias a partir de un simple aviso (tell me a story about a magical creature). El objetivo es lograr que hablen y usen su imaginación.

Todas estas técnicas son simples, económicas y fáciles de hacer, sin importar dónde vivas o qué más esté sucediendo a tú alrededor y todas ayudarán a tus hijos a mejorar el habla en Inglés de forma natural.

Solo sé paciente y persistente. ¡Buena suerte!