Sobre Nosotros

Los Orígenes del Corona Rally México

El Rally América, hoy conocido como el Corona Rally México, fue creado en 1979 con el objetivo de organizar uno de los mejores rallies del Campeonato Mexicano. En un gran espíritu de cooperación, el rally fue organizado por dos de los clubes más importantes del país: El Club Automovilístico Francés de México (CAF) y el Rally Automóvil Club (RAC) y se llevó a cabo en el Estado de México.

Bajo la dirección del Sr. Franco Soldati, el evento fue llamado Rally América ya que competía con dos de los eventos con más prestigio en México: el Rally de las 24 Horas y el RAC 1000.

El Rally América se corrió hasta 1985 y, bajo la dirección del Sr. Soldati, emulaba al famoso Paris-Dakar al tener paradas nocturnas y pernoctas en el pueblo de Sultepec.

El evento se llevó a cabo de nuevo en 1991, nuevamente bajo el mando del Sr. Soldati, y seguía la ruta del Paso de Cortés hacia Puebla, pasando por en medio de dos de los volcanes más grandes de México y de Norte América.

El Rally América se corrió por octava vez en 1992 en los Estados de Morelos y México, pero fue finalmente cancelado por problemas con los oficiales de paso y los oficiales de control.

Al año siguiente el CAF optó por un concepto diferente: un rally corto pero con un alto porcentaje de tramos cronometrados. Este evento se llevó a cabo en Valle de Bravo bajo la dirección de Gilles Spitalier y recibió el premio al “Rally del Año”, otorgado por la Comisión Nacional de Rallies. El comité organizador, con el Sr. Spitalier a la cabeza, se encargó también de la organización del Rally de las 24 Horas, el evento más importante del CAF, que compartía gran parte de la ruta con el Rally América. Por esta razón, el Rally América no se llevo a cabo durante algunos años, hasta 1996 que inició el proyecto de hacer del rally un evento internacional. El CAF, con un nuevo socio promotor, mudó el evento a la frontera con Estados Unidos a la ciudad de Ensenada, Baja California, donde tuvo 15 tripulaciones internacionales.

A pesar de las dificultades logísticas de realizar un evento tan lejos de la Ciudad de México, el rally se corrió de nuevo en 1997 en Ensenada, pero en 1998 el evento cambió de nombre y de sede: El Corona Rally México en León, Guanajuato. Con un plan de negocios a largo plazo, y teniendo como objetivo la inclusión del evento en el Campeonato Mundial de Rallies, el Corona Rally México se corrió en 1999 y 2000, incrementando en calidad cada año. En 2001 y 2002 el evento fue observado por FIA, teniendo excelente resultados en ambos años. En 2002 Peugeot Sport tomó parte en el evento con un 206 WRC, lo que significó un auge en la imagen pública del evento.

El Corona Rally México 2003

El Corona Rally México 2003 – la edición número 18 del evento – resultó ser crucial para el futuro del evento. Las nuevas instalaciones del rally en el Poliforum de León fueron un parteaguas en el rallismo mundial y, aunadas a una de las rutas más compactas del deporte, posicionaron al evento firmemente en un nivel de calidad Mundial. Un total de 45 tripulaciones, provenientes de 11 países, tomaron la salida en Guanajuato, en una de las ceremonias más espectaculares que se han visto en un rally, y todos estuvieron impresionados con las instalaciones, la ruta y los tramos cronometrados.

Muchos de los pilotos más importantes del Campeonato Mundial de Producción participaron en el evento y la competencia fue ardua desde el comienzo. Dani Solá, campeón reinante del Campeonato Mundial de Rallies Junior, lideraba la lista de inscritos, pero se enfrentaba a una feroz competencia por parte de sus ya conocidos contrincantes del Campeonato Mundial, Marcos Ligato, Ramon Ferreyros, Janusz Kulig y Patrick Richard, así como David Higgins, Campeon en 2002 del serial estadounidense US ProRally Championship.

Ligato y Solá dominaron el evento desde el principio, intercambiando el liderato durante la primera etapa, hasta que el catalán sufrió una volcadura y se incorporó a la lista de abandonos, junto con Higgins, que había sido víctima de una multitud de problemas. A partir de ese momento, Ligato no soltó el control del rally, pero la batalla por el segundo puesto fue salvaje entre Ferreyros y Kulig, peleando segundos en Mitsubishi Lancer Evolutions idénticos. Al final, Ferreyros llegó en segundo lugar, pero fue excluído del evento por una violación al reglamento técnico, dejando a Janusz Kulig con el segundo lugar y a Andrés Montalto, Campeón de Costa Rica, en tercero en su Subaru Impreza. Alejandro Pimentel, Campeón Mexicano de Rallies en 1997, hizo gala del orgullo local llevando su Mitsubishi a cuarto de las quince tripulaciones que terminaron el evento.